martes, 26 de febrero de 2008

Solo tu

Calma y tibia
al reflejo del sol,
dulce y amarga.

Pequeño pedazo de tranquilidad
en medio del caos
de un lugar horrible
llamado ciudad.

Canta las notas de tu agonia infinita
muerte lenta de desperdicios
de los demonios que habitan a tu alrededor.

Vuela mientras puedas, que mira,
todos ya te estan avandonando.

Indefensa y humilde ya nadie te entiende.

1 comentario:

fabián dijo...

esto me traslada a sentimientos venideros,gracias por tus estímulos.