lunes, 21 de abril de 2008

Terciopelo

Suave a mi tacto,
dulce a mi lengua
y solo a mi lengua.

Agonia de mi paladar
si estas ausente.

2 comentarios:

fabián dijo...

no tengo qué decir, aunque es bonito

sebitax dijo...

que la ausencia no ponga amargo tu paladar, porque siempre hay bocas y lenguas nuevas que probar